Elijo web

septiembre 20, 2009

Pese a lo agradable del campo y al caos que domina la urbe, al final del día la mayoría de nosotros elige volver a la ciudad. Steven Berlin cree que al usar la web hacemos una elección similar a la que hicieron nuestros abuelos. En ambos casos, es la cantidad de oportunidades, esa facilidad para perderse en un menú infinito de opciones, lo que moviliza la voluntad de elegir el desorden, la competencia. No es fácil resistirse a la web. Es tentadora, absorbente, plástica, amable, un refugio perfecto. Está hecha de una materialidad tan engañosa que muchas veces pensamos que nuestras acciones en ella no tienen efectos en la vida real, como su pudiéramos vivir en dos cápsulas de tiempo-espacio, una a cada lado de la pantalla de cristal líquido. Quizás al principio era así, cuando para los medios, las empresas y los gobiernos la web era sólo una zona de experimentación. Ya no más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: