La evolución de la guerra

noviembre 23, 2008

fetus

Nuestra capacidad de destrucción masiva se debe al mortal cruce entre nuestro instinto de competencia y la tecnología. El último libro de Malcom Potts y Thomas Hayden describe estas claves evolutivas y las relaciona con algunos de los enfrentamientos más importantes de los últimos años. Potts dice que el instinto de competencia surge fundamentalmente como herramienta para lograr traspasar los genes a la siguiente generación. Hayden matiza, dice que no todo está perdido y pone como ejemplo a los simios bononos, que todo lo resuelven con sexo.

Vía Wired.

Ilustración Tomer Hanuka


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: