Terrores de infancia

abril 1, 2008

El temor gobierna estas memorias, un temor perpetuo. Por supuesto, no hay infancia sin terrores“.

La conjura contra América” / Philip Roth

4 comentarios to “Terrores de infancia”

  1. gab Says:

    Cada noche al intentar dormir, alguien apagaba la luz de mi dormitorio, entonces en la esquina derecha, la que estaba entre el armario y la ventana, aparecía un hombre grande con abrigo y sombrero de ala, todo oscuro en el contraluz de la noche.
    Jamás vi su rostro.
    Por años me acompañó.
    Cerraba los ojos con fuerza para ver si se esfumaba.
    Pero nada ocurría.
    Luego intentaba dormir y siempre, pero siemre, soñaba que volaba…
    Una noche cualquiera cerca de los diez años él no estuvo más…
    Ahora es ocasional volar en sueños…
    sólo ocasional…

    Infancia sin terrores es como sueños sin volar.


  2. Mi terror era el muñeco de un conejo colgado en la pared. En sueños no he volado todavia. A ver si me enseña la técnica.


  3. Mi temor era la luna, sobre todo llena. Mi mamá siempre se acuerda que lloraba a raudales de terror al verla!


  4. Pero acaso lo más importante de la infancia no sean los terrores, sino quizás la capacidad e soñar y olvidar rápidamente los rencores y dificultades…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: