Viaje con los conocidos

julio 3, 2007

metro.jpg

Un amigo me dijo que podía ser el estrés. ¿Y estrés de qué?, le respondí con un tono un poco ingenuo. Desde hace un par de semanas que me subo al tren cada mañana y cada tarde con la extraña sensación de que conozco a todos los pasajeros. ¿Dónde los he visto antes?, me pregunto. Busco una respuesta satisfactoria en ese par de minutos que antecede mi inmersión en la música del pendrive. Algo sucede con la lógica que manda mi cerebro durante esos momentos. El mundo se ordena y los rostros vuelven a pertenecer a decenas de extraños, apiñados en el vagón de un tren. (La foto)

Anuncios

2 comentarios to “Viaje con los conocidos”

  1. Jorge Díaz Says:

    Puede sonar estúpido, pero una de las cosas que echaba de menos cuando me cambié acá, a Ñuñoa, era la gente que esperaba el colectivo en el paradero 14 de La Florida… Al final son más que caras conocidas…

    Buen tema…

    Saludos,


  2. “Amistad urbana”, le llamaba a eso Bukowski. Me gusta la definición.. también esos saludos furtivos que algunos se atreven a dar.. e incluso más, los romances forjados a punta de miradas trasladas por los cristales de la ventana o las que chocan como si intentara no hacerlas coincidir en el pasillo…
    Un saludo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: