Más allá de la ingenuidad

febrero 18, 2007

caperucita.jpg

A veces la ingenuidad nos desborda. Perdemos el sentido de la realidad y olvidamos que, de cada diez veces, en ocho es el lobo el que se come a la caperucita y no al revés.  Sam Weber no sólo está consciente de este peligro, sino que lo grafica de una forma tan dramática que da escalofríos. Quizás por ello era el ilustrador perfecto para este artículo de la revista Time que describe una decena de casos en que los sacerdotes se quedan con el diezmo para gozarlo en la Tierra. Bueno, para algunos el camino al cielo es demasiado largo y pedregoso. Y todos sabemos que la vía al infierno está pavimentada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: