El último poema contra la guerra

noviembre 15, 2006

para-la-guerra.jpg

Alguien se pregunta en un blog de esos que uno recorre todos los días por qué los hombres insistimos en el odio y la guerra, en vez del amor, cuando nuestro destino compartido es la muerte. Por supuesto, no tengo respuesta, pero cuando pienso en la guerra suelo buscar consuelo en la poesía y mientras leo distintas cosas sobre el conflicto en Irak, cosas del azar, me topo con un artículo de “The Nation“, que recuerda los 40 años desde la publicación del poema Wichita Vortex Sutra, de Allen Ginsberg. Parece que Ginsberg grabó partes del poema mientras viajaba por Estados Unidos en el invierno de 1966, con muchas alusiones a la guerra de Vietnam que todavía son pertinentes por estos días. Dejó el artículo de Nation aquí. Y un PDF del poema en este link.

Truth breaks through!
How big is the prick of the President?
How big is Cardinal Vietnam?
How little the prince of the FBI, unmarried all these years!
How big are all the Public Figures?
What kind of flesh hangs, hidden behind their Images?

Anuncios

4 comentarios to “El último poema contra la guerra”

  1. Flor Says:

    Hay una frase sobre la guerra que siempre me da vueltas en la cabeza cuando se toca el tema, es de un teórico prusiano de apellido Von Clausewitz: “la guerra no es más que la política llevada por otros medios”. Y si consideramos que la política es “la lucha por el poder”, ésta NUNCA DEJARÁ DE EXISTIR.
    Irak -especialmente tras la sentencia de Saddam Hussein-, puede volverse una nueva Vietnam para Estados Unidos… pero tú crees que eso le importa a Bush? Su necesidad de poder político y económico es tan fuerte, que seguirá insistiendo.

  2. Piggy Sue Says:

    Tengo una tesis……. puede ser muy loca pero acepto rebate. Los hombres insistimos en la guerra y en el odio porque es parte de nuestra esencia DEFENDER LO QUE CREEMOS NUESTRO. Y en eso somos celosos al punto de enemistarnos con el del lado. Si eso pasa en el plano de la convivencia diaria, traslade eso a una nación con otra.
    Nunca, me temo, dejaremos de ser testigos de la guerra. Siempre habrá uno que le pìse los callos a otro, y que ´ñeste se sienta y reaccione……

  3. luis tejada yepes Says:

    EXIGENCIA

    Yermos los caminos, banderas al viento.
    Las nubes en el cielo ocultas por el humo,
    manos quemadas claman.
    La lluvia de fuego marchita los sueños,
    no hay alma que escape a la luz lacerante.
    Cuerpos mutilados,
    sepultados descalzos en campos de metralla
    exigen deponer la muerte.

  4. Silvia Says:

    Hola Carlos!
    me ha llamado la atención la foto que has elegido. Podrias decirme algo sobre ella , si es tuya o si no de donde la has sacado… porfavor
    Estoy haciendo un trabajo sobre imagenes de la guerra y me ayudaria.
    muchas gracias


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: